13.08.2019

Cómo equilibrar y reducir los excesos del verano

El verano, las vacaciones y el calor hacen que nuestra rutina y nuestros hábitos cambien al cometer excesos y desequilibrios. La temporada estival y el tener mayor tiempo libre trae más tentaciones debido a horarios más flexibles, más horas de sueño, menos actividad física y a las comidas menos saludables. Estos factores alteran nuestra rutina y nuestros hábitos. Y es que por mucho que queramos seguir y mantener los buenos hábitos, hay circunstancias externas que no podemos evitar, y que hacen muy difícil retomar el ritmo natural y deshacerse de los efectos de los excesos.

 

En verano, nuestro cuerpo debe asimilar rápidamente algunos alimentos a los que seguramente no está acostumbrado, y es que debemos considerar que nuestra alimentación puede variar cada estación con el fin de aprovechar los productos de temporada. Y ya sabemos que la alimentación en verano es más que rica, especialmente, en frutas y verduras.

 

Es por ello que desde Grupo Lucas os dejamos algunos consejos para equilibrar y reducir los excesos del verano:

 

  • Como ya hablamos en nuestro post anterior, la hidratación en verano es esencial y es necesario incrementar la ingesta de agua y de frutas y hortalizas que nos hidraten. Podemos hacerlo en forma de macedonias, de gazpacho, sopas frías o batidos y cremas.

     

  • Tenemos la suerte de poder seguir una dieta mediterránea incluso también en verano. Siguiendo un consumo diario de frutas y verduras; pan y otros alimentos procedentes de cereales como la pasta y el arroz o las legumbres; reducir el consumo de carnes rojas y procesadas sustituyéndolas por pescados y huevos; y sobre todo intentar incentivar la ingesta de alimentos poco procesados, favoreciendo el de alimentos frescos.

     

  • Aprovechar las frutas y hortalizas de temporada. En esta época de calor hay cantidad de frutas y hortalizas que nos pueden ayudar a hidratarnos y que además son bajas en calorías.

     

  • Evitar bebidas altamente calóricas: tanto para estar hidratados y saludables como para controlar nuestro peso es imprescindible eliminar el consumo de bebidas alcohólicas y los refrescos azucarados sustituyéndolos por agua, batidos e infusiones.

     

  • Recetas sencillas y poco copiosas. Moderar la ingesta de comida y controlar las cantidades de alimentos que aporten más calorías, limitando el consumo de grasas. Optar por cocinar a la plancha o al horno y comer pescado en la cena. Sin olvidarnos de los helados y postres, con un consumo ocasional, controlado y conociendo su composición nutricional.

     

  • No olvidarnos de la actividad física. Comenzando con un calentamiento y terminando con los estiramientos pertinentes, con el fin de evitar lesiones. La realización del ejercicio tiene que hacerse poco a poco e ir aumentando el ritmo de manera gradual de forma suave o moderada y siempre regular, evitando siempre las altas temperaturas en las franjas de hora más calurosas.

 

Una vez conocidas las recomendaciones a seguir para equilibrar y reducir los excesos del verano, desde Grupo Lucas te invitamos a que pruebes nuestros productos y que disfrutes de las grandes ventajas que nos aportan.